CLAVES PARA UNA CORRECTA SELECCIÓN DE PERSONAL

selección de personal

 

La selección de personal supone uno de los quebraderos de cabeza más frecuentes en las organizaciones; es una de las decisiones más importantes y el ámbito emprendedor no es una excepción.

La mala noticia es que no existe la receta mágica ¡ojalá!  pero sí unas pautas que pueden ayudarnos a reducir la incertidumbre y aumentar las posibilidades de acertar con nuestra elección.

Lo más recomendable es rodearnos de un profesional. Esto es evidente pero no siempre posible. Razones logísticas, económicas y de otra índole nos impiden en ocasiones seguir la hoja de ruta idónea.

Hay trabajo que hacer antes, durante y después, y este es uno de los errores más comunes a la hora de dibujar un proceso de selección.

No debemos centrarnos únicamente en el momento presente empujados por la urgencia y sensación de alerta.

¡Vamos allá!

Tiempo antes debemos trabajar una estrategia de personal que contemple las carencias que a futuro vayan a surgir o con qué tipo de perfiles nos gustaría completar el equipo que ya tenemos o nos gustaría construir.

En primer lugar, toca pensar y definir concienzudamente el puesto de trabajo. ¿El resultado es un perfil multitarea o polivalente? (Algo frecuente especialmente si el equipo es pequeño) Error.

Mejor hacer una descripción clara, concisa y objetiva y optar por buscar esas habilidades resolutivas y multitask en las competencias personales de nuestro candidato o candidata.

Observar qué hacen organizaciones similares o contar con la opinión de asesores o colegas. Buscar información en la red (ojo, hay demasiada y no toda buena, mejor filtrar y prestar atención a blogs o editoriales específicas y profesionales).

Fase de reclutamiento: una apuesta segura es tirar de red de contactos y posteriormente abrir el proceso. Esto atraerá candidaturas –talento- y perfiles con competencias que mañana pueden ser interesantes.

¡Atención, hazlo con coherencia!

Equilibra el coste del proceso de selección de personal con el valor y responsabilidad del puesto a cubrir y la duración del mismo

Las redes sociales son tus excelentes aliadas, eficientes y gratuitas.

Si nunca has redactado una oferta, aquí encontrarás una serie de buenos consejos. Cuida la imagen de marca, es importante.

 

archivar seleccionar

Ya has captado ¿y ahora? selecciona, separa y archiva.

No deseches las candidaturas que en ese momento no te interesen, es momento de hacerte con una buena base de datos y tener los ojos muy abiertos.

Responde siempre, alguien se ha molestado y dedicado tiempo responder a tu oferta y quiere formar parte de tu equipo y trabajar contigo, agradécelo.

Trata de seleccionar a quienes mejor se adecuen a tu oferta, pero no olvides tener en cuenta los valores: tú o tu empresa tenéis un estilo, un mensaje y debe estar alineado con las expectativas y capacidades de tu nueva incorporación.

Piensa en su plan de carrera, qué puesto va a desempeñar ahora pero cómo podría crecer o enriquecer a la organización y valora las oportunidades de mejora.

Es muy importante que en la entrevista de trabajo seas natural y generes un clima de confianza, recibirás más información y sobretodo más certera y de mejor calidad.

No te centres en sus estudios o experiencia, esto ya lo conocerás de antemano gracias a su curriculum. Céntrate en dudas que esta información pueda haberte generado y en conocer sus habilidades y aptitudes personales. Ten una lista de preguntas básicas y después adáptalas al desarrollo de la entrevista.

Anota, si haces muchas entrevistas, es muy posible que pierdas información de interés por el camino. Toma nota de curiosidades o datos interesantes y habla con claridad de tus propósitos o los de tu organización.

Es recomendable ser concisos con respecto al tiempo de respuesta y, en el caso de las candidaturas entrevistadas, mi consejo es acompañar de feedback las respuestas negativas.

No temas realizar una segunda entrevista si la consideras necesaria, te aportará más información y mejor despejar cuanto antes las posibles dudas.

Seleccionada la mejor candidatura, toca comenzar a trabajar juntos. Empatiza con tu nueva incorporación y trata de allanarle el camino. Facilítale toda la información que pueda necesitar, intégrala y mímala en esos primeros pasos; es fundamental y te aseguro tendrá brillantes consecuencias.

Lo cierto es que no hay trucos, pero la suma de pequeños detalles puede hacernos aumentar las posibilidades de éxito ¡Mucha suerte!

Deja un comentario:

Tu dirección de email no será publicada

Site Footer