CONSEJOS PARA FACTURAR CORRECTAMENTE

Después de darle muchas vueltas te has lanzado a la aventura empresarial, ya sea como parte de una sociedad o como profesional independiente. Sobrevives al mar de impresos, solicitudes, altas y papeleos varios para comenzar tu actividad y llega lo bueno: empezar a trabajar y, con ello, ¡a cobrar! Pero claro, para cobrar hay que emitir factura, y lo más normal es que nunca lo hayas hecho y no estés familiarizado/a con el proceso.

En este post quiero exponer brevemente todos los conceptos que rodean a una factura para que sea más fácil enfrentarse a ella, ya la confecciones en Excel, Word o con software específico para ello. Hay muchas formas de emitir una factura y según te vayas soltando seguro que te apetecerá ir puliéndola en formato y contenido, pero por el momento nos vamos a quedar con los conceptos básicos que debe incluir:

  • Hay que indicar que el documento es una factura. Esto que parece tan obvio, a veces pasa desapercibido. Con escribir la palabra “Factura” vale.
  • Tus datos, incluyendo nombre, número de identificación fiscal, dirección y contacto.
  • Los datos del cliente al que vas a facturar
  • Fecha de la factura.
  • Número de factura. Recuerda que deben seguir un orden correlativo dentro de la serie a la que pertenezcan (en caso de que tengas distintas series de facturación)
  • Concepto o descripción de la operación, número de unidades (si las hay) y precio por unidad. Si facturas por un servicio, estaría bien que en el concepto aparezca la fecha en la que lo prestaste.
  • Cantidad total antes de impuestos (lo que llamamos base imponible)
  • Impuestos a los que estás sujeto/a, señalando porcentaje e importe de cada uno. Lo más común es que se trate del IVA y del IRPF (únicamente IVA cuando se trata de una sociedad y ambos en caso de ser autónomo/a). Es recomendable que en el caso de que tu actividad esté exenta de IVA cites el artículo por el cual lo está en la factura.
  • Total de la factura. Puede que este sea el punto más lioso en la factura, porque… ¿qué sumo y qué resto? Aunque las fórmulas no son lo más divertido del mundo, si te quedas con esta no tendrás dudas para facturar: Base imponible + IVA – IRPF = Total

Recuerda que si vas a incluir el concepto de gastos suplidos en la factura (es decir, gastos que tú has adelantado pero que forman parte del servicio que vas a prestar y por tanto le corresponden a tu cliente) adjuntando la correspondiente factura o nota, no les puedes aplicar IVA dentro de tu factura, si no que iría sumado al total después de impuestos.

  • Y por último, pero puede que lo más importante, la forma de cobro. Deja clara la forma en la que has pactado cobrar y pon los datos necesarios para ella (por ejemplo, si vas a cobrar por transferencia, pon tu número de cuenta).

Con el consejo de que guardes siempre copia de las facturas emitidas y una relación de las mismas para tenerlo todo bien controlado me despido esperando haberte ayudado a entender un poquito más el mundo de la facturación. Recuerda que también puedes acudir a la Agencia Tributaria para conocer las obligaciones de facturación y resolver cualquier duda que te pueda surgir.

Deja un comentario:

Tu dirección de email no será publicada

Site Footer