CROWDFUNDING. MUCHOS POCOS QUE HACEN MUCHO

“Nosotros estábamos allí en el pueblo, allí, con la desidia que se nos comía de los pies a la cabeza, ¿no? Y que no sabíamos lo que hacer… Entonces se nos ocurrió una locura, que fue empezar a vender el disco antes de hacerle, ¿no?, pa sacar perras pa hacerle, ¿no? Entonces iba a la basca y les decía… Te doy un disco de Extremoduro, ¡el primero! mmmm… Me decían ¿cuánto vale?, digo mil pelas… Dice venga vale, te le compro… Dice… Dame el disco… Digo no, el disco te lo doy cuando le grabe, dame las mil pelas… Entonces así sacamos 250.000 pesetas y con eso nos vinimos a Madrid a un estudio a grabarlo. Entonces en el primer disco, todos los nombres que hay por detrás… Hay doscientos y pico nombres… Todos esos son la gente que dio mil pelas un año antes de tener el disco… Al cabo de un año, año y medio, les he repartido… La basca no se lo creía y lo habían comprao por su lao, ¿no? ¡Ah! ¿Pero de verdad me ibas a dar el disco? Y mucha gente… Bueno po… Sólo por la idea les molaba el punto, ¿no? Mira y decía… Mira no te soporto cantando, ¿no?, pero si por mil pelas vas a hacer todo eso que tu dices que vas a hacer, toma las mil pelas, ¿no? Y toma, mira hazlo pa mi mujer que tampoco te aguanta…”

Así explicaba Robe, voz y guitarra del grupo de rock español Extremoduro, en una de sus primeras entrevistas para televisión cómo habían logrado financiar su primer disco “Rock Transgresivo”, allá por el año 1989. Un ejemplo de crowdfunding, mucho antes de que se acuñara el término con el que hoy conocemos un mecanismo que gracias a Internet y a la proliferación de plataformas especializadas recaudó en España 113.592.388 € en 2016, según el estudio “Financiación participativa (Crowdfunding) en España, informe anual 2016” realizado por la consultora Universo Crowdfunding en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid.

También conocido como micromecenazgo o financiación participativa, el crowdfunding es un sistema que democratiza el acceso a financiación y cuyo funcionamiento se basa en la unión masiva de inversores o mecenas que a través de pequeñas aportaciones económicas y, normalmente, a cambio de algún tipo de recompensa, apuestan por una determinada idea o proyecto.

En función del tipo de contraprestación que reciben estos mecenas, se habla de diferentes tipos: crowdfunding de recompensa, muy utilizado en proyectos artísticos y culturales (libros, discos, películas,…); ofrecen un producto o servicio a cambio de cada aportación, crowdfunding de donaciones, dirigido a proyectos con fines solidarios (organizaciones sin ánimo de lucro, personas con causas sociales o investigación científica) en el que las aportaciones se realizan de forma altruista; crowdfunding de inversión, en el que se ofrece un porcentaje de participación en el capital o beneficios del proyecto, de manera que los mecenas pasan a ser inversores del proyecto a modo de accionistas: o crowdfunding de préstamo (crowdlending), en el que los inversores, al cabo de un determinado periodo de tiempo, recuperan su aportación más un tipo de interés.

Si tienes un proyecto o idea de negocio y crees que el crowdfunding puede ser la llave para hacerlo realidad, el próximo 13 de noviembre, celebraremos en el El Palacio de Exposiciones y Congresos Ciudad de Oviedo, el “Collaboration Day – Economía colaborativa y crowdfunding”, una jornada en la que profundizaremos en los desafíos y oportunidades que plantea esta herramienta de financiación colectiva de la mano de expertos como Francisco Rodríguez (Startups Colaborativas), Ricard R. de Querol (Agencia Copperfield) y Rosa Guirado (Legal Sharing). ¡No te la pierdas!

Deja un comentario:

Tu dirección de email no será publicada

Site Footer