¿PIERDES O APRENDES?

Si te hablo de Massimo Bottura y salvo que seas un gastrofreak, es más que posible que no te suene de nada. Si te digo que su restaurante, la Ostería Francescana, ha sido galardonado por segunda vez con el número 1 por The World’s 50 Best Restaurants, tal vez sí.

Imagina la cocina de un 3 estrellas Michelín donde casi hay más trabajadores que comensales, ajetreo en los fogones, presión añadida de los cuchillos afilados de un chef exigente…
“Un día mi equipo de postres preparaba dos tartas de limón. Kondo Takaiko, mi segundo de a bordo, tiró al suelo un pastel sin querer. Como buen japonés estaba listo para matarse a sí mismo. Afortunadamente lo frené y le dije: ¡Mira! ¡Mira esto! ¿No puedes verlo? Es perfecto. Reconstruimos la misma situación en otros dos platos con todos los ingredientes situados de la misma manera que en la tarta de limón que estaba en el suelo y los servimos a los clientes”

Así nació “Oops, I dropped the lemon tart”, uno de los postres más imitados en el gremio, fruto (efectivamente) de un error.

Hablamos de esto porque históricamente el fracaso, el miedo a tomar una mala decisión, tiene un estigma social muy arraigado, especialmente en el ámbito empresarial y aún más del emprendimiento. Hasta en la mejor cocina del mundo se cometen errores.

Detrás de muchas historias de éxito hay verdaderos fracasos: Marvel, por ejemplo, colapsó en 1993 por falta de previsión y protagonizó una espectacular recuperación. Muebles Lufe, conocidos como el Ikea Vasco vieron en una crisis de gestión su mejor oportunidad de crecimiento y así un largo etcétera que puedes descubrir solo con googlear.

En Aje Asturias lo celebramos (junto a Cámara de Comercio de Oviedo), no porque fracasar sea una fiesta, sino porque es un aprendizaje, uno natural y necesario (sabe más quien se equivoca) y además compartimos aquello que hemos aprendido, para que el resto no caigan en las mismas trampas.

Lo haremos junto al antiguo CEO de Fun and Basics y actual CEO de Ecoalf, nos hablará de malas decisiones reconducidas, de errores y aprendizajes. Tendremos 3 testimonios de emprendedores que también han tropezado con alguna que otra piedra ¡las FUN llegan a Oviedo! (por si aún no sabes que son las FUN ni que existe un Instituto del Fracaso, te dejo este link aquí)

Y, por si todavía no te has dado por aludid@ ¡quedas oficialmente invitad@! ¿Vienes?

Deja un comentario:

Tu dirección de email no será publicada

Site Footer