YA ESTÁ AQUÍ EL REGISTRO DE LA JORNADA LABORAL OBLIGATORIO

 

registro jornada laboral

 

Seguro que estos días habrás oído muchísimo la frase “registro de la jornada laboral”. Y es que después de mucho tiempo rondando, el pasado 8 de marzo se publicó el Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

En el capítulo III se incluyen reformas normativas dirigidas a regular el registro de jornada, como forma de combatir la precariedad laboral; y que entrarán en vigor a los dos meses de la publicación del decreto en el BOE.

Pues bien, este domingo 12 de mayo se cumple el plazo y con él comienza la obligatoriedad de registro de la jornada laboral.

¿Qué significa esto?

Que todas las empresas están obligadas a llevar el registro de horas de entrada y salida de cada empleado/a, así como de las horas efectivas de trabajo. Pero esto no afecta a la flexibilidad horaria que se contempla en el artículo 34 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Estos registros tienen que estar disponibles en tiempo real en el centro de trabajo. Además tienen que ser accesibles en cualquier momento para los representantes de los trabajadores, la Seguridad Social, la Inspección de Trabajo, y por supuesto, para los empleados/as. El decreto establece un período de cuatro años de conservación de estos registros.

¿Cómo puedo llevar el registro de la jornada laboral?

La norma es abierta en este sentido. No se impone ningún mecanismo concreto para llevar el registro de la jornada laboral; si bien es cierto que señala que los mecanismos que se implanten han de ser consultados con los representantes legales de los trabajadores.

La empresa debe acordar: los momentos en los que deberá ficharse el inicio o fin de la jornada; la responsabilidad del acto de fichaje- es decir, si lo debe realizar el trabajador o la empresa-; la gestión de situaciones que impidan o dificulten el registro o las consecuencias del no registro por razones ajenas al responsable del acto de fichaje; y el soporte, formato y presentación de la información.

Además, en el caso de que ya existiera un mecanismo de registro de jornada, la empresa tendrá que recabar la opinión del representante sindical.

De no existir representación legal, no son necesarias estas consultas pudiendo establecerse libremente el método de registro.

¿Qué pasa si no cumplo con el registro?

Si la inspección se presenta en tu empresa y no tienes los registros horarios firmados por los trabajadores, se considerará infracción grave; llevando aparejadas sanciones de entre 626 y 6.250 euros.

 Y entonces, ¿qué sistema elijo?

Como comentamos, teniendo en cuenta todo lo anterior, se puede escoger el tipo de registro libremente, pero ante todo se debe de garantizar que el método utilizado sea fiable y que no se puedan modificar los datos que se han registrado en el mismo.

En base a esto, el registro puede ser simplemente una plantilla en la que cada trabajador/a cumplimente y firme diariamente su jornada laboral, incluyendo los descansos. Lo más recomendable es que la plantilla sea lo más completa posible, incluyendo: Empresa-centro de trabajo; CIF; CCC (código de cuenta de cotización); nombre, apellidos, NIF y NAF (número de afiliación) del trabajador; período de liquidación y fecha.

También existen multitud de aplicaciones destinadas a ayudarte a cumplir con esta obligación, como sistemas de fichaje online, mediante tarjetas, código o huellas, que pueden ser especialmente útiles en caso de que tu empresa tenga trabajadores en movilidad, para garantizar el control de la jornada en tiempo real en el centro de trabajo.

Esperamos haber podido arrojar un poco de luz en este tema tan de actualidad y ayudarte con la decisión para llevar tu registro de jornada laboral. Y por supuesto, ¡seguiremos informando!

Deja un comentario:

Tu dirección de email no será publicada

Site Footer